home‎ > ‎

Gestor energético

El borrador de la Ley de Eficiencia y Renovables implica a las comunidades de vecinos. Las grandes empresas deberán contar con transporte colectivo.

El Gobierno planea que las comunidades de vecinos de edificios de más de 1.000 metros cuadrados útiles tendrán que designar un “gestor energético” que siga mensualmente “el consumo de energía del edificio” y que a final de año realice un informe sobre el consumo de energía y la emisión de CO2 “para detectar desviaciones” y proponer mejoras de la instalación del edificio. Ésta es una de las medidas con las que trabaja el Gobierno para la Ley de Eficiencia Energética y Energías Renovables y así consta en un borrador de la ley, al que ha tenido acceso EL PAÍS.

La norma adapta el objetivo acordado por la UE de que en 2020 el 20% de la energía deberá ser de origen renovable (en 2007 fue el 7%). Otro objetivo es que en 2020, el 10% de los carburantes tendrán que ser de origen verde (un 1,8% el año pasado). Éstas son algunas de las medidas en estudio, y que pueden sufrir cambios, ya que en la redacción del borrador hay implicados varios ministerios aunque el que lidera el trabajo es el de Industria.

- Ahorro en edificios. Una de las ideas con la que el Gobierno prepara la ley es que las comunidades de vecinos “designen un gestor energético al objeto de optimizar los consumos de energía de sus instalaciones”. Este gestor -puede ser el administrador de fincas si se especializa o una “empresa de servicios energéticos”- deberá presentar cada año el gasto en energía del edificio (caldera, luz…) y ver las posibilidades de ahorro. Además, deberá establecer un horario de funcionamiento de los equipos que consumen energía que tenga en cuenta el horario laboral y los fines de semana, para evitar que la calefacción funcione a toda máquina desde octubre a mayo.

El texto fija también que los edificios deberán tener sistemas “de control que permitan ajustar el encendido a la ocupación real, así como de un sistema de regulación que optimice el aprovechamiento de la luz natural”.

El potencial de ahorro energético en los edificios es enorme, hasta un 60% en los más antiguos y peor aislados, y, según los expertos, la inversión se amortiza en pocos años.

Desde que Miguel Sebastián asumió la cartera de Industria ha fijado el ahorro energético como una de sus prioridades. Industria ha anunciado que limitará la temperatura en los edificios públicos, incluidos locales comerciales y de ocio, a 21 grados en invierno y a 26 en verano si se usa el aire acondicionado.

La figura del “gestor energético” coincide con la intención de Industria de impulsar la creación de “empresas de servicios energéticos”, firmas que asesoren a empresas y edificios para ahorrar energía y fomentar las renovables y que cobrarían en función de lo que consigan ahorrar.

Comments